Politólogos tertulianos, los nuevos economistas

Politólogos tertulianos, los nuevos economistas

Los politólogos-tertulianos han aparecido en la esfera mediática como los nuevos ‘economistas de la política’: expertos que explican lo que ocurre nuestro país de forma aparentemente neutra.

Cuando estalló la crisis económica, un fenómeno que en España se nutrió de la crisis financiera global y el boom inmobiliario, nació la figura del economista televisivo. Ante tanta incertidumbre y el aumento de vocablos economicistas incomprensibles para la mayoría de la sociedad, estos perfiles técnicos, científicos y supuestamente neutrales, eran el altavoz que toda tertulia utilizaba para construir el relato de la crisis: sus causas -como el bien conocido ‘hemos vivido por encima de nuestras posibilidades’- hasta sus consecuencias -la necesidad de recortes en el gasto público-.

Ante la desafección con la política y sus gestores, la ciudadanía dio credibilidad al discurso economicista, al entenderlo fuera de toda corriente ideológica y politizada. Incluso se llegó a pedir, por una parte de la sociedad, que los políticos se apartaran y que gobernaran tecnócratas para gestionar mejor la crisis. ¿Qué ocurrió entonces? Que el 15M aportó un enfoque crítico a la ciudadanía española anulando o desestabilizando muchas de las legitimidades y discursos en los que se basan estos tecnócratas que venian a salvarnos la crisis. Se mostró que no eran tan neutrales ni tan científicos, y que su supuesta objetividad a la hora de dar salidas a la crisis venían con sello del FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Se dejó de creer que los economistas no tenían ideología, por mucho que la ocultaran bajo tecnicismos complejos que nadie entendía.

Hoy, que ya no se habla tanto de crisis económica, pero sí de crisis política, hay un proceso similar en marcha. Ahora hacen falta voces ‘neutrales’ que expliquen lo que está ocurriendo en el Parlamento -la fragmentación del sistema de partidos con el nacimiento de Podemos o Ciudadanos– o en Catalunya -con el conflicto secesionista-. Y en este escenario aparecen los politólogos tertulianos, ese perfil académico-técnico que te vale para explicar una encuesta, explicar el discurso de un partido o analizar una acción política. Sujetos supuestamente desideologizados que analizan objetivamente la actualidad.

Si ya descubrimos que los economistas cobraban por difundir ideas, igual debemos replantearnos que los politólogos de plató y tertulia, igual son lo mismo. Un ejemplo: “El poder menguante de Iglesias y Podemos”, firmado por Kiko Llaneras -uno de los analistas del Politikon, el grupo de politólogos muy vinculado a las tertulias o a las columnas de opinión, concretamente en El País-. Creo que ha nadie le sorprendería la afirmación de que El País, desde hace ya un par de años, compra (literalmente) todo discurso orientado al ataque contra Podemos. ¿Es una realidad objetiva que Podemos y Pablo Iglesias se hunden? ¿Es verdad que Ciudadanos roza la segunda posición en intención de voto? Y la más importante: ¿lo fue en 2015? La respuesta a esto último es que no: Podemos ‘remontó’ y asentó su base electoral, mientras que los de Rivera se hundieron en una cuarta posición, muy por debajo de las expectativas infladas por demoscópicas como el CIS, Metroscopia o Sigma Dos.

Estamos viviendo un proceso de profesionalización del análisis político en nuestro país. Los expertos en política son ahora los voceros de algunos discursos que salen a la reacción del cambio en nuestro país, pero disfrazado en discursos más técnicos y supuestamente objetivos. No caigamos en la trampa: toda opinión tiene ideología. Lo importante se saber cuál.

El Despertador 3.0 // Redacción

TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: